Posted by : AMAS lunes, 8 de abril de 2013


El fin de las obras de San Luis se retrasa hasta el próximo mayo
Las lluvias impiden que se pueda trabajar en la cúpula de la iglesia barroca.
LUIS SÁNCHEZ-MOLINÍ | ACTUALIZADO 04.04.2013 - 08:46
































Los arquitectos mantienen la máxima de que, en lo que a la restauración de edificios históricos se refiere, se sabe cuándo se comienza, pero nunca cuando se acaba. La iglesia de San Luis de los Franceses, el gran templo barroco jesuítico diseñado por Leonardo de Figueroa, no iba a ser una excepción. 


Aunque la finalización de las obras de restauración del inmueble estaba
 prevista en un principio para julio de 2012, plazo que posteriormente fue ampliado por el presidente de la Diputación Provincial (propietaria del inmueble), Fernando Rodríguez Villalobos, hasta el mes de noviembre, las últimas lluvias, los numerosos imprevistos que suelen surgir en este tipos de intervenciones y las conversaciones con la Fundación Endesa Sevillana para firmar un convenio para la iluminación del interior del templo principal (ya se ha acometido la de la capilla doméstica y la de la cripta), han hecho queel plazo se traslade ahora al próximo mes de mayo. También hay un problema de filtraciones del alcantarillado del vecino colegio de La Salle. 

"Terminar un proyecto de restauración es muy complicado", aseguró este miércoles a este periódico
 Fernando Mendoza, el prestigioso arquitecto responsable de la intervención, "más con este último mes en el que no ha parado de llover, lo cual impide trabajar en la cúpula de la iglesia, donde se está interviniendo ahora. Va a quedar muy bien". Mendoza, que participó este miércoles por la tarde en las IX Jornadas de Restauración e Intervención en Bienes de Interés Cultural Arquitectónico, Edificios Antiguos y Conjuntos Urbanos (organizadas por la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría y la Universidad de Sevilla) aseguró ante el público que llenaba el salón de actos de la Casa de los Pinelo que han aparecido "muchas más grietas y fisuras de las que esperábamos encontrar, incluso alguna bóveda fracturada. Las hemos tenido que grapar y rellenar para garantizar la solidez estructural del edificio. Los responsables de le empresa me han dicho que los trabajos finalizarán en mayo". 

Estas cuestiones también han provocado el
 encarecimiento en medio millón de euros el presupuesto inicial, pasando a ascender a tres millones y medio de euros. Las obras son financiadas a medias por la Diputación de Sevilla y el Ministerio de Fomento (con cargo al 1% cultural). 

Para Mendoza, que fue el responsable en su día de la ejemplar restauración de la Iglesia del Salvador, no hay duda de que "en estos tiempos de crisis económica,
es un auténtico milagro el que vayamos a ver culminada la restauración de San Luis de los Franceses". 

Mendoza se mostró este miércoles
 muy satisfecho del trabajo realizado por la decenas de profesionales que han intervenido tanto en el edificio como en las obras de arte que alberga y en su mobiliario. Entre los aspectos que destacó figura la recuperación del color interior del templo (que se había pintado en los años cuarenta de gris ratón), "yeso mate y clara de huevo, que daban un aspecto de barnizado", y el aumento en "un cincuenta por ciento" de la luz natural en el interior de la iglesia. "Se han recuperado yeserías que antes parecían masas grises que no se diferenciaban". 

Un de las licencias que se ha tomado el arquitecto ha sido la de
 alterar las tramas de solería de la iglesia principal para "diferenciar bien los espacios". 

También hizo hincapié en la
 recuperación de los tres cuerpos de la Logia (en la imagen de esta página), la cual había sido tabicada para usar sus extremos como almacenes donde se guardaban todo tipo de objetos, "hasta un paso de Semana Santa". En algunos casos, como en la restauración de los hiperbarrocos relicarios, la labor de los restauradores ha sido "un trabajo de chinos". 

Nada se ha escapado a este zafarrancho general. "Se ha intervenido también en la
excepcional colección de puertas mudéjares de maderas como la caoba, el nogal o el cerezo. Aunque estructuralmente no estaban muy mal, muchas se habían pintado con titanlux", aseguró Mendoza. Por supuesto, destacó la intervención sobre las obras de Lucas Valdés, Domingo Martínez o Duque Cornejo, entre otros, que convierten a San Luis en un auténtico museo y que se encuentran tanto en la iglesia principal como en la original y desconocida Capilla Doméstica. 

Como curiosidades destacó la
 existencia de una desconocida tercera capillaque era usada en exclusividad para los ejercicios espirituales y la aparición, en la cripta de la iglesia, de más de trescientos individuos.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Síguenos en Facebook

Últimas fotos

Noticias más vistas

Amigos del Museo Arqueológico de Sevilla. Con la tecnología de Blogger.

"El Museo en Pijama"

"El Museo en Pijama"
Actividad patrocinada por Fundación "la Caixa"

Boletín nº 7