Posted by : AMAS viernes, 16 de junio de 2017


Traslado del mosaico de Casariche

Traslado del mosaico de Casariche

Esperábamos con impaciencia que se nos dijera cuando iban a comenzar las obras de remodelación y acondicionamiento de nuestro Museo Arqueológico. Hoy, por fin, leemos que van a comenzar. Leer mas ...

Pero lamentablemente no las de su remodelación, sino las de su empobrecimiento. Porque lo que se ha empezado es a arrancar  uno de los últimos mosaicos que en él han ingresado, el ya famoso del Juicio de Paris, demasiado contaminado  políticamente desde su hallazgo para que pudiera tener un final feliz en el Museo. Primero se pensó en llevarlo al Parlamento. Después se impuso la sensatez y se decidió llevarlo al Museo de Sevilla, pues tenía suficiente importancia como estar en él. Y allí se instaló, en una de sus salas de mayor interés, junto al Mercurio de Itálica. Pero los vecinos de Casariche, al parecer, lo reclamaban. Y los votos son los votos.  Se les concedió el traslado, pues el destino de las piezas arqueológicas  que puedan aparecer,  no lo fija la ley sino la veleidosa voluntad política. Y el precedente es muy grave. Pues abre la puerta a toda una avalancha de peticiones. Pueden estar contentos los vecinos de Tomares, que ya pueden reclamar sus miles de monedas, y los de Alcalá del Río, que pueden hacer lo mismo con los ajuares de sus tumbas tartésicas, y los de Valencina de la Concepción, con los de sus tumbas calcolíticas, y los de Villanueva del Río y Minas con los hallazgos de Mulva, y los de Santiponce con los de Itálica, los de Camas con los de El Carambolo, y así todos. En el fondo, sería una manera de no echar en falta las obras del Museo de Sevilla. Repartir sus fondos en los museos que van naciendo en los distintos municipios, y cerrarlo. Sobraría hasta el dinero prometido, aunque recortado, por el Ministerio. Se vacía el Museo, y se cierra.  Y se deja que se vaya hundiendo. Como una auténtica ruina arqueológica.  Así, en vez de un Museo tendríamos muchos. Cada pueblo presumiendo del suyo. Todos costando dinero, porque ningún museo es rentable.  Por ello aconsejaríamos, a Casariche y a todos los pueblos con yacimientos arqueológicos, que el interés que ponen y el dinero  que gastan en mantener museos necesariamente mediocres, los emplearan en la protección de sus yacimientos. Porque ya podremos ir todos a Casariche a ver el mosaico del Juicio de Paris. Pero ¿qué es de la villa romana en la que apareció el mosaico? ¿podremos verla? Es seguro que no, que yace enterrada y olvidada en medio del campo. Pero, al fin, ojos que no ven… 

Sevilla, 10.VI.2017

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Síguenos en Facebook

Últimas fotos

Noticias más vistas

Amigos del Museo Arqueológico de Sevilla. Con la tecnología de Blogger.

"El Museo en Pijama"

"El Museo en Pijama"
Actividad patrocinada por Fundación "la Caixa"

Boletín nº 7